Recuerdos de una Época
Eduardo Villar
Rallies

RALLY DE ÁLAVA

Un rally asequible

Organizado por el Automóvil Club Vasco Navarro, el de Álava era un rally de categoría nacional no puntuable que nos ofrecía el gran atractivo de celebrarse en la provincia vecina, cercanía que facilitaba los entrenamientos y animaba a la inscripción.

En la primera participación, con Félix López de copiloto, todo iba bien hasta la penúltima prueba, cuando se me ocurrió poner ruedas de tacos; un cambio innecesario, pues se trataba de la única prueba de tierra, corta y de suelo bastante regular; y un cambio que nos costó, además, más tiempo del previsto y nos obligó a ir a toda marcha la parte final del rally para llegar a tiempo al control horario de Vitoria. Como consecuencia de las prisas, un trompo en la última prueba de asfalto nos dejó cruzados en la estrecha carretera y tuvimos que hacer no menos de seis o siete maniobras para recuparar el sentido de la marcha, incidente que nos costó perder el cuarto puesto final por un margen de dos segundos.

Aunque dentro de lo malo, el cuarto puesto se lo adjudicó otro riojano, Evaristo Sarabia, que nos aventajó merecidamente. Y es que los errores de conducción también cuentan, tanto o más que los aciertos.

Las averías forman parte de las carreras

En la segunda ocasión en que participamos, esta vez con Juan Mendizábal, marcamos buenos tiempos en las primeras pruebas, especialmente en la cuarta, donde nos adjudicaron un 'crono' extraordinario; tan extraordinario, que sospecho se debió en gran medida a un error de cronometraje, pues nos colocaba primeros en la general con una ventaja 'excesivamente' considerable. Claro que de poco sirvió, porque en el tramo siguiente sufrimos un fallo en la caja de cambios, se atascó la primera al abordar una horquilla, y allí mismo nos quedamos, con la consiguiente decepción y el inútil comentario habitual: "qué pena, con lo bien que íbamos...".

Recortes de prensa