Recuerdos de una Época
Eduardo Villar
Subidas

SUBIDA A VALVANERA

En el corazón de la Rioja

La subida a Valvanera se desarrollaba en la zona de San Millán, donde se asientan los monasterios de Yuso y Suso y el del mismo Valvanera, lugares de culto y peregrinación que, aseguran, son cuna y origen de la lengua castellana.

La prueba constaba de dos tramos bien diferenciadas: el primero arrancaba después de Anguiano, unos kilómetros en ligero descenso con curvas enlazadas que bordeaban el río Najerilla. El segundo empezaba en el cruce de la carretera que subía a Valvanera y terminaba en las cercanías del propio monasterio

Y si el primero suponía un desafío para la conducción y un serio peligro por el desnivel junto al río, el segundo era una subida rápida con curvas muy similares y pocos puntos de referencia.

[1/1] La última curva, las más cerrada del recorrido, la que conducía directamente a la meta, en las cercanías del monasterio.

Buen papel y la paciencia de los monjes

En dos participaciones, un segundo puesto, detrás de un inalcanzable Fórmula Hispacart 1430, y un primero, dos resultados inmejorables.

Espero que los monjes, acostumbrados al sosiego de la vida monástica en aquel lugar de oración y recogimiento, nos hayan sabido perdonar por el bullicio que les llevamos con la prueba y el estruendo de los tubos de escape, que tenían que resonar atronadores en las laderas de aquella zona montañosa.

Recortes de prensa